Lámparas de techo para iluminar tu salón

lámparas de techo

Lámparas de techo para iluminar tu salón fácilmente

Si quieres conseguir una buena iluminación en tu salón te vamos a dejar con unos cuantos consejos de cómo conseguirlo con estas lámparas de techo. Siempre se suele pensar en que debemos de reducir el consumo energético de nuestra vivienda, por ello aprovechar la luz cenital de la misma. Encontramos algunos casos como al que nos referimos que debido a la luz natural del espacio no es necesario abastecer de muchos puntos en este caso al salón. Encontramos mucha variedad de lámparas de techo para iluminar tu salón. A continuación os dejamos con algunos modelos, trucos e ideas.

 

lámparas de techo

 

Plafones o empotrables

Una de las opciones en lámparas de techo para iluminar tu salón son los plafones. Colocar este tipo de luminaria es recomendable cuando disponemos de un salón pequeño o standard. Únicamente con uno es suficiente, es una forma económica dentro de las lámparas de techo. Es de fácil instalación y se puede ver reducido el consumo eléctrico. Dentro del mismo rango de forma y tamaño podemos encontrar los focos empotrables de techo, que pueden disponer de una luz de led o halógena. Estas se suelen colocar para dar una iluminación directa sobre alguna zona del salón en particular.

 

Lámparas colgantes

Lo correcto para instalar este tipo de lámparas de techo es que vayan sobre las mesas de comedor. Actualmente también se están instalando para espacios como una esquina de un sofá donde dispongamos de una mesa auxiliar. En este caso únicamente sería estética más que funcionalidad. Una luz más bien ambiental. Lo recomendable es que si vamos a colocar una lámpara de techo colgante es no excedernos. Colocar una o un par únicamente y estén focalizadas en el mismo punto. Si colocamos demasiadas habrá un juego de muchos niveles de luminarias y con ello generando una imagen visual muy cargada.

 

lámparas colgantes

 

La altura, un punto a tener en cuenta

Si decidimos decorar con lámparas de techo colgantes, no las cuelgues a una altura muy separada de la mesa del comedor. El efecto no es el mismo y la luminaria perderá su fin decorativo. Deja el cable lo más extendido posible. Las medidas recomendadas son son 160cm desde el suelo. Esa medida recomendada desde el nivel de la parte inferior de la luminaria. Si por otro lado la opción es jugar con las alturas, cuenta como referencia el dejar una de ellas a partir de la línea de los ojos. A partir de este punto ya crear la composición que creas conveniente para el espacio. En el caso de que las lámparas fueran iguales debes colocarlas a la misma altura. Al tener el mismo formato y si en el caso que sean dos, es un efecto que rompe visualmente. Por ello recomendamos que estén dispuestas en la misma posición con ello evitamos romper con el mito de las lámparas colgantes siempre a distinta altura. únicamente se consigue distraer y no armonizar el ambiente.

Evitar las lámparas colgantes con techos bajos

Las lámparas de techo colgantes siempre lucen más en salones con techos altos. Por ello aconsejamos que prescindas de las lámparas colgantes si dispones de poca altura. En el único caso en el que podrían funcionar son sobre mesas de comedor, en alguna barra de cocina. Si reúnes estos requisitos entonces lo mejor será colocar iluminación empotrada. Por último uno de los aspectos que no tenemos en cuenta son las bombillas. Debemos evitar que queden a la vista ya que si no son bombillas con filamentos estratégicamente diseñados o bombillas mates, no quedan bien. Encontramos una variedad extensa en el mercado donde algunas de las lámparas colgantes llevan un plafón donde no nos permite ver la parte interior de la misma.

 

lámparas colgantes

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.